Inicio

La arquitectura será considerada acá como la manifestación de un saber que, utilizando los medios contemporáneos, procura plasmar aquello que la naturaleza no produce. Este saber, que antaño se denominaba tekné, se manifiesta hoy en tres esferas distintas, pero fuertemente interconectadas:

Aquella que va de lo arquitectónico-urbano al ecosistema del territorio; la llamamos energías porque en el centro del territorio está la “tierra” como reserva oculta de una fuerza gravitacional cósmica (Lhéte))

Aquella que va desde la arquitectura hacia la ciudad; la llamamos particiones porque para dar vida al espacio lo reparte y comparte desde adentro hacia afuera, por inferencias sucesivas.

Aquella que va del espacio material a aquél que producen las nuevas tecnologías; la llamamos travesías porque si la arquitectura concierne a los límites físicos tanto como a los inmateriales, ella mueve a sobrepasarlos, atravesándolos.